LA EXPECTATIVA DE VIDA HA AUMENTADO
EN LOS ÚLTIMOS 100-150 AÑOS.

La esperanza de vida en el Reino Unido había estado aumentando durante varios decenios; sin embargo, en el segundo decenio del siglo XXI, el Reino Unido, junto con varios otros países, ha experimentado una notable desaceleración de estas mejoras en la mortalidad tanto masculina como femenina.

¿Cuál es el próximo avance?

Algunos lugares del mundo se llaman "Zonas Azules". El término se refiere a las zonas geográficas en las que las personas tienen bajas tasas de enfermedades crónicas y viven más tiempo que en cualquier otro lugar. Hay altas tasas de personas que viven hasta los 90-100 años.

Curiosamente, la genética probablemente sólo representa el 20-30% de la longevidad. Por lo tanto, las influencias ambientales, incluyendo la dieta y el estilo de vida, juegan un papel muy importante en la determinación de su vida.

ZONAS AZULES

En varios estudios se ha comprobado que en esas zonas hay tasas extremadamente elevadas de nonagenarios y centenarios, que son personas que viven más de 90 y 100 años, respectivamente.

Curiosamente, la genética probablemente sólo representa el 20-30% de la longevidad. Por lo tanto, las influencias ambientales, incluyendo la dieta y el estilo de vida, juegan un papel muy importante en la determinación de su vida.

¿CUÁLES SON LOS CAMINOS HACIA LA JUVENTUD?

El envejecimiento es un proceso natural e inevitable, a pesar de la abundancia de cremas que afirman detenerlo, ralentizarlo o invertirlo por completo. El problema con la plétora de productos antienvejecimiento en el mercado es que apenas rascan la superficie: pueden rellenar la piel y suavizar las líneas finas, pero eventualmente, el tiempo te alcanza.

RESTRICCIÓN DE CALORÍAS Y AYUNO

La restricción calórica a largo plazo puede ayudar a la longevidad.

Los okinawenses tienden a seguir la regla del 80%, que ellos llaman "hara hachi bu". Esto significa que dejan de comer cuando se sienten 80% llenos, en lugar de 100% llenos.

La restricción calórica y el ayuno periódico son comunes en las zonas azules.

Ambas prácticas pueden reducir significativamente los factores de riesgo de ciertas enfermedades y prolongar una vida sana.

DIETA

  • Una cosa común a las Zonas Azules es que los que viven allí principalmente comen una dieta basada en plantas al 95%.
  • Aunque la mayoría de los grupos no son vegetarianos estrictos, sólo tienden a comer carne unas cinco veces al mes.
  • Por ejemplo, el pescado se come a menudo en Icaria y Cerdeña. Es una buena fuente de grasas omega-3, que son importantes para la salud del corazón y el cerebro. El consumo de pescado se asocia con un descenso más lento del cerebro en la vejez y una reducción de las enfermedades cardíacas.

ALCOHOL MODERADO Y VINO TINTO

Consumir una o dos copas de vino tinto al día es particularmente común en las zonas azules de Icaria y Cerdeña.

De hecho, el vino Cannonau de Cerdeña, que se hace con uvas de Garnacha, ha demostrado tener niveles extremadamente altos de antioxidantes, en comparación con otros vinos.

Los antioxidantes ayudan a prevenir el daño al ADN que puede contribuir al envejecimiento. Por lo tanto, los antioxidantes pueden ser importantes para la longevidad.

Significativa disminución de la presión arterial, reducción del azúcar en la sangre, más colesterol "bueno" y mejor calidad del sueño.

Las personas de algunas zonas azules beben de una a dos copas de vino tinto al día, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas y reducir el riesgo de muerte.

El ejercicio integrado en la vida diaria

En las zonas azules, la gente no hace ejercicio a propósito yendo al gimnasio. En su lugar, se incorpora a sus vidas diarias a través de la jardinería, caminar, cocinar y otras tareas diarias. 75 minutos de intensidad vigorosa o 150 minutos de intensidad moderada de actividad aeróbica por semana.

En un gran estudio en el que participaron más de 600.000 personas se descubrió que quienes hacían la cantidad de ejercicio recomendada tenían un riesgo de muerte un 20% menor que los que no hacían actividad física. Hacer aún más ejercicio puede reducir el riesgo de muerte hasta en un 39%.

El ejercicio físico moderado incorporado a la vida diaria, como caminar y subir escaleras, puede ayudar a prolongar la vida.

QUE DUERMEN LO SUFICIENTE

Además del ejercicio, el descanso adecuado y una buena noche de sueño también parecen ser muy importantes para vivir una vida larga y saludable.

La gente de las Zonas Azules duerme sutilmente y también suele tomar siestas durante el día.

En varios estudios se ha comprobado que el hecho de no dormir lo suficiente, o de dormir demasiado, puede aumentar considerablemente el riesgo de muerte, incluso por enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular.

Un gran análisis de 35 estudios encontró que siete horas era la duración óptima del sueño. Dormir mucho menos o mucho más que eso se asoció con un mayor riesgo de muerte.

OTROS HECHOS

Ser religioso o espiritual: Las zonas azules son típicamente comunidades religiosas. Varios estudios han demostrado que ser religioso está asociado con un menor riesgo de muerte. Esto puede deberse al apoyo social y a la reducción de los índices de depresión.

Tener un propósito de vida: La gente en las Zonas Azules tiende a tener un propósito de vida, conocido como "ikigai" en Okinawa o "plan de vida" en Nicoya. Esto se asocia con un menor riesgo de muerte, posiblemente a través del bienestar psicológico.

Gente mayor y más joven viviendo juntos: En muchas zonas azules, los abuelos suelen vivir con sus familias. Los estudios han demostrado que los abuelos que cuidan de sus nietos tienen un menor riesgo de muerte.

Una red social sana: Tu red social, llamada "moai" en Okinawa, puede afectar a tu salud. Por ejemplo, si tus amigos son obesos, tienes un mayor riesgo de serlo, posiblemente por la aceptación social del aumento de peso.

Resumen: Los factores distintos de la dieta y el ejercicio desempeñan un papel importante en la longevidad. La religión, el propósito de la vida, la familia y las redes sociales también pueden influir en la longevidad.

BIENVENIDOS A LOS CAMINOS DE LA LONGEVIDAD

La ciencia ha propuesto cuatro caminos diferentes para la longevidad: inhibir el MTOR y el Nf-KB, y activar el AMPK y el SIRT. Apuntar a estos no sólo puede ayudar a parecer más joven, sino también a sentirse más joven.

AMPK

AMPK es un controlador de energía celular. Los niveles de AMPK disminuyen a medida que envejecemos. Niveles más altos de AMPK protegen nuestros cuerpos contra la diabetes, la obesidad y el envejecimiento acelerado y pueden aumentar la vida útil en un 20%.

Debemos activar el AMPK incorporando

MTOR

El MTOR es una vía celular que actúa como un controlador de señales para el crecimiento celular, la vida útil y el metabolismo.

Debemos inhibir el MTOR incorporando

SIRT

Las sirtuínas trabajan entre muchas vías celulares que controlan la muerte de las células, activan y desactivan los genes antienvejecimiento, ayudan a reparar el ADN y regulan el metabolismo.

Los genes de Sirt requieren NAD+ para su activación

Debemos activar la SIRT incorporando

NF-KB

F-kB es un súper sensor que detecta las amenazas a la respuesta inmune, en otras palabras, el interruptor maestro de la inflamación. La inflamación crónica está relacionada con numerosas enfermedades y condiciones relacionadas con la edad; incluyendo cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes, degeneración neurológica.

Debemos inhibir el NF-kB incorporando

Mirando las zonas y vías azules de forma holística, ¿qué tienen todas ellas en común?
¿Qué nos dicen sobre la longevidad?

Necesitamos mantener la inflamación baja.

  • Debemos asegurarnos de que las hormonas, vitaminas y minerales esenciales estén presentes en el cuerpo en niveles adecuados para no inhibir la actividad celular y enzimática.
  • Es importante que mantengamos la sensibilidad a la insulina y la tolerancia a la glucosa.
  • Implementar cambios en el estilo de vida y la dieta (en la dosis correcta) que estresen el cuerpo de manera positiva (por ejemplo, la hormesis), invoca una respuesta al estrés que se dirige a casi todas estas vías de manera beneficiosa; encarnando verdaderamente la expresión "lo que no nos mata nos hace más fuertes".

Además, con un examen de todas las estrategias señaladas para inhibir o activar estas vías.

  • Llevar una dieta sana y diversa con muchos fitoquímicos de plantas
  • Estrés por calor y frío
  • Restricción calórica / ayuno
  • Ejercicio
  • Yoga, meditación y reducción del estrés psicológico

¿Dónde está la "fuente de la juventud"? La respuesta es bastante simple: en el estilo de vida saludable. Comer una dieta rica en minerales, vitaminas y suplementos antienvejecimiento, hacer ejercicio y tomarse el tiempo para relajarse son las claves para revertir o al menos frenar el proceso de envejecimiento. Las cuatro vías interactúan entre sí, por lo que dirigirse a todas ellas de forma sinérgica es la mejor manera de conseguir una juventud duradera, de dentro a fuera.

COMPRA NUESTRA GAMA DE PRODUCTOS DE VÍAS DE LONGEVIDAD

Tienda Caminos de la longevidad